1ro de Mayo en Valdivia

Un compañero de Sociedad de Resistencia de Oficios Varios.
Valdvia, 2015.
El primero de Mayo a pesar de ser una fecha que ha perdido completamente su combatividad tras ser decretado como feriado en 1925. No obstante lo anterior este dia representa para el movimiento de los trabajadores en general y de los de ideas ácratas en particular, una oportunidad para la reflexión y la acción, de orientación revolucionaria, que corte los lazos que mantienen al pueblo chileno en la mendicidad hacia los partidos y el poder político-empresarial en general, al raspao de la olla, como acuñaría un senador.
La CUT ha sido revelada su corrupción y su complicidad con el gobierno de turno, así como también de otros gremios, ha provocado el más absoluto descontento hacia el mundo del sindicalismo tradicional, dirigidos con la mano invisible de los intereses de un grupúsculo económico al interior de los partidos políticos. Es hora recapacitar y buscar ese punto de inflexión donde podemos identificar el desastre para tratar de enmendar el rumbo de cara al futuro. Los marxistas dirán que el periodo histórico… la lucha de clases…. La burguesía… el programa… doctrina irreflexiva… dialéctica… superación… blablablá. Lo cierto es que las mejores herramientas que han esgrimido el movimiento de los y las trabajadores, descansan hoy en viejos principios que articulaban un movimiento sindical alejado de los tentáculos del poder. Ideas y prácticas tales como: autonomía, horizontalidad, asambleísmo y acción directa hoy permanecen nublados a la vista del simplón que busca sus soluciones en otros, mientras no se hace cargo ni de sí mismo.
La marcha del primero de Mayo en Valdivia estuvo marcado por el intento patético, imprudente y desdeñable de los partidos políticos y la CUT de ponerse a la vanguardia de la marcha, sin embargo el y la trabajadora y estudiante les dejaron avanzar solos en su chifladura de conducción. En cambio la enorme mayoría de asistentes humildemente comenzaron avanzar distante al menos de unos 70 metros, sin embargo no es que esta careciera de vanguardia,
había otra que la reemplazaba, los partidos políticos juveniles que se reparten la federación de estudiantes de la austral, la Izquierda Libertaria, la UNE y la Izquierda Autónoma se desplegaron como dijimos a la cabeza, en segundo término los nuevos/viejos partidos como el Humanista, el PRO, la Izquierda Ciudadana, tras ellos los recientes descolgados de los comités Comunistas y Trotkistas, y ya hacia el final los sindicatos que adherían libremente a convocatoria de la marcha, como los pescadores de Corral, ASENAV, cerveceros y el oficios varios que junto a unos compañeros animamos. Y este fue el elemento más bullicioso de la marcha, con canticos contra el gobierno, los partidos y pro de las libertades públicas y la libre asociación.
Una vez que procedía la triste y silenciosa procesión fúnebre y mal oliente de partidos y sindicatos vendidos, avanzan hacia el Teatro Lord Cochrane, donde tendrán su acto de siempre. La marcha trasera se dirigió en cambio hacia un costado de la feria fluvial, ante la mirada atónica de la vanguardia partidista, donde los pescadores habían montado un improvisado escenario, donde hicieron uso los principales dirigentes de las organizaciones antes nombradas, para luego retirarse.

Los compañeros del Oficios Varios en cambio se dirigieron a la plaza de la república, montando banderas y un gran lienzo en la “callampa”, y dimos comienzo así a las labores de propaganda, se repartieron en total 600 panfletos alusivos a las reivindicaciones levantadas desde el oficios varias, hasta otros conmemorativos de los mártires de chicago. 50 folletos informativos de la AIT, y 80 “manuales prácticos de autodefensa del trabajador” elaborado por los mismos compañeros, además de todo el material de las organizaciones afines, como este periódico, una distribuidora de discos, películas y fanzines. A pesar de ser un día muerto, y la poca gente que circulaba la la agrupación cumplió con su cometido de difundir y fomentar las practicas asociativas en el trabajo de manera asamblearia, horizontal y basada en la solidaridad.

Sigue leyendo